Archivo de la etiqueta: cáncer

6 junio 2018
Exceso alcohol_Hospital Delfos

Riesgos del consumo de alcohol | Hospital Delfos

Riesgos del consumo de alcohol 

Beber demasiado alcohol de forma regular es muy perjudicial para la salud.

Aunque a cada persona le afecta de una manera concreta, en general el alcohol es una droga que afecta a todos los sistemas del cuerpo.

El volumen de alcohol consumido, la genética, el sexo, la masa corporal y el estado general de salud influyen en la forma en que la salud de una persona responde al consumo excesivo de alcohol de forma crónica.

Qué pasa cuando ingieres demasiado alcohol

Cuando se ingiere más alcohol de lo que el cuerpo puede metabolizar, el exceso se acumula en el torrente sanguíneo. El corazón hace circular el alcohol en la sangre por todo el cuerpo, dando lugar a cambios en la química y las funciones normales del cuerpo.

Incluso si esto sucede una sola vez, pasarse con el alcohol puede implicar el deterioro significativo a nivel corporal, daños en los órganos internos e incluso la muerte. Con el tiempo, el consumo excesivo de alcohol puede conducir al desarrollo de muchas enfermedades crónicas y otros problemas de salud graves.

Estos son algunos los riesgos más comunes que corren las personas por abusar del alcohol con manera habitual.

Enfermedad hepática

La mayor parte del metabolismo del alcohol se produce en el hígado, por lo que el hígado el particularmente vulnerable al daño por abuso de alcohol. La enfermedad hepática alcohólica normalmente se ve influenciada por la cantidad y duración del abuso de alcohol. El alcoholismo crónico supone un riesgo considerable para el desarrollo de esta enfermedad.

Si el hígado es incapaz de realizar sus funciones vitales, se producirá un fallo multiorgánico y la muerte. Por desgracia, los síntomas a menudo se manifiestan sólo después de que el daño sea ya grave.

Deterioro del sistema inmune

Beber demasiado debilita el sistema inmunológico, lo que hace que el cuerpo sea más vulnerable a enfermedades infecciosas. Además, el alcohol provoca un descenso en el recuento de glóbulos blancos, muy probablemente debido a la captura de estas células en el bazo.

Cada episodio de consumo excesivo de alcohol reduce la capacidad del cuerpo para protegerse de las infecciones en periodos de hasta  24 horas después de la exposición del cuerpo al alcohol.

Pancreatitis

El consumo excesivo de alcohol puede conducir a pancreatitis, una inflamación dolorosa del páncreas que a menudo requiere hospitalización y que es potencialmente mortal.

La inflamación está probablemente relacionada con la activación prematura de las enzimas pancreáticas y la exposición crónica a acetaldehído. Abusar de manera habitual del alcohol en un periodo de 5 a 10 años puede provocar un ataque inicial de la pancreatitis alcohólica. 

Problemas de úlceras y gastrointestinales

Beber en exceso puede causar úlceras de estómago, reflujo ácido, ardor de estómago y la inflamación del revestimiento del estómago (gastritis). Es más, al menos el 90% de las personas que beben cantidades excesivas de alcohol van a desarrollar hígado graso alcohólico.

El alcohol inicialmente pasa a través del tracto digestivo y es ahí donde comienza a ejercer sus efectos tóxicos. Los daños en el sistema digestivo también puede dar lugar a hemorragia interna de las venas dilatadas en el esófago que resulta muy peligrosa.

Por otra parte, el alcohol interfiere con la secreción de ácido gástrico, lo que puede retrasar el vaciado gástrico. Además, también puede afectar los movimientos musculares en todo el intestino. El tracto gastrointestinal es muy vulnerable a sufrir daños a causa del alcohol.

Cáncer

El consumo crónico de alcohol puede contribuir al riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer, incluyendo  cáncer de boca, esófago, laringe, estómago, hígado, colon, recto y  mama.

El consumo de tabaco, que es común entre los bebedores, aumenta los efectos del alcohol sobre el riesgo de padecer cáncer del aparato digestivo superior y del tracto respiratorio.

Enfermedades del corazón

Beber en exceso provoca la liberación de las hormonas del estrés,  que constriñen los vasos sanguíneos, lo que provoca presión arterial alta. 

El consumo excesivo de alcohol también está vinculado a múltiples complicaciones cardiovasculares, incluyendo cardiomiopatía (debilitamiento de los músculos del corazón sobrecargados), arritmias (latidos cardíacos irregulares), infarto de miocardio y muerte súbita cardíaca.

El accidente cerebrovascular es una complicación potencialmente mortal, y el consumo excesivo de alcohol lo favorece. Las fluctuaciones en la presión arterial y el aumento de la activación de las plaquetas son comunes durante la recuperación del cuerpo de una borrachera. Esta combinación mortal aumenta las probabilidades de un accidente cerebrovascular isquémico.

Daño cerebral

El alcohol altera los receptores cerebrales y los neurotransmisores e interfiere con la función cognitiva, los estados de ánimo, las emociones y las reacciones en múltiples niveles de una persona.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Esto hace que dificulte  el procesamiento de la información y plantea desafíos ante la resolución de problemas sencillos.

El efecto del alcohol en la serotonina puede reducir el temor normal de las consecuencias derivadas de las acciones de un individuo, lo que contribuye a la toma de riesgos o comportamientos violentos.

El alcohol también altera la coordinación motora fina y equilibrio, y a menudo conduce a lesiones por caídas. Beber en exceso también puede causar incapacidad para recordar eventos. A largo plazo, el consumo excesivo de alcohol puede acelerar proceso normal de envejecimiento del cerebro, dando lugar a la demencia.

Los jóvenes son especialmente vulnerables a los efectos dañinos del alcohol debido a que sus cerebros aún están en desarrollo hasta que aproximadamente veinticinco años de edad.

Osteoporosis

El consumo excesivo de alcohol crónico puede afectar a la salud ósea y puede aumentar el riesgo de desarrollar osteoporosis (pérdida de masa ósea). La osteoporosis aumenta el riesgo de fracturas, sobre todo de la cadera.

El alcohol también interfiere con el equilibrio de calcio, producción de vitamina D y los niveles de cortisol, lo que favorece el debilitamiento potencial de la estructura ósea.

Desnutrición y deficiencias vitamínicas

Beber conduce a la desnutrición y varias deficiencias de vitaminas. Las personas que beben de forma activa a menudo tienen una mala alimentación. Incluso si un bebedor sosumo una dieta saludable, los nutrientes no se descomponen correctamente y no se absorben adecuadamente en el tracto gastrointestinal ni  se utilizan eficazmente por las células del cuerpo.

Además, la capacidad del alcohol para interrumpir la producción de glóbulos rojos y causar sangrado de úlceras gástricas puede conducir al desarrollo de deficiencia de hierro o anemia.

Accidentes y lesiones

El consumo de alcohol está vinculada a accidentes de circulación de todo tipo,  caídas, ahogamiento, accidentes de trabajo, suicidio y homicidio.

La capacidad de conducción se deteriora con una cantidad muy pequeña de alcohol bebida. Además, una persona que ha bebido es probable que sufra consecuencias más graves tras una lesión en un accidente.

2 noviembre 2017
CÁNCER DE MAMA

El Día Mundial del Cáncer de Mama | Hospital Delfos

El Cáncer de Mama aparece por la presencia de un tumor maligno en el tejido de la glándula mamaria con capacidad de invadir tejidos sanos de alrededor e implantarse en ellos. Esta enfermedad supone en nuestros días el tipo de tumor más frecuente entre las mujeres del mundo, siendo diagnosticada en España en una cantidad aproximada de 25.000 mujeres al año. Los datos indican que una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida (sin olvidarnos del poco frecuente pero también posible caso de que se dé en hombres), con lo que estamos hablando de un problema de enormes dimensiones.

Sigue leyendo

27 mayo 2014

Preguntamos por el Servicio de Oncología

oncologiaLa Dra. Belén Ojeda, responsable del Servicio de Oncología del hospital, y la Dra. Maribel Mármol, miembro de dicho servicio, responden a las preguntas que les hemos formulado.

¿Qué destacaríais del Servicio de Oncología de Delfos?

Sigue leyendo

29 abril 2014

Apertura de las nuevas instalaciones del Instituto de Oncología

oncologiaUna vez más, el hospital muestra su afán de mejora ampliando y profesionalizando sus servicios, instalaciones y equipos técnicos.

El pasado 7 de abril, el Instituto de Oncología abrió las puertas de sus nuevas instalaciones mirando a la innovación y la calidad asistencial.

Sigue leyendo